El rediseño de un logotipo suele implicar un trabajo ante todo conceptual. Aunque de vez en cuando el cliente tiene muy claro lo que quiere. Así fue con este cliente.

marpe1

En este caso las pautas a seguir eran muy claras.  Colores similares, pero más claros, hay que mantener la forma del ojo, pero con trazos más limpios. La idea principal que habia que transmitir era: Salud. Dado que el producto que venden en en su mayoria sanitario, debiamos acercar la imagen anterior hacia una imagen que transmitiese limpieza, salud, solidez, seguridad y “modernidad” (¿por qué le ha dado a todo el mundo por tener un logo moderno). El truco para que un logo “moderno” entre por los ojos al cliente es pasarle una aplicación del logotipo con un reflejo al más puro estilo web 2.0. No soy partidario de esos reflejos y me cuido mucho de emplearlos, pero a veces no queda otra opción.

Muy bien, a continuación veremos el logotipo incial:

marpe2

Y ahora el logo con los cambios que efectuamos. Colores más claros, estilizamos la tipografía y el ojo, además pasamos todo el nombre a una sola línea para poder implementarlo más facilmente. El resultado:

marpe3