Darse una vuelta por las webs de mis diseñadores favoritos pueder ser muy frustrante. ¿Cómo tienen esas ideas? ¿Cómo han llegado hasta ese detalle que consigue que su obra sea genial? ¿Por qué a mi nunca se me ocurren cosas así?  Me planeto si estoy en el sitio adecuado. Es posible que me guste el diseño, pero creo que yo no le gusto al diseño. Supongo que llegado a este punto deberia darme una vuelta para refrescar mis ideas. La crisis me deja demasiado tiempo para pensar cosas en las que no deberia.

Madrid no es la ciudad más agradable para pasear. Creo que cuando me mude y vaya al campo los paseos serán más relajantes. Se oye una moto sin tubo de escape, un coche con Camela a más de 1km y  los graves suenan a la perfección, unos obreros que se piden los sacos de cemento, gente repartiendo publicidad en la boca del metro. Ummhh, vuelven a bajar los pisos de esta inmobiliaria (posiblemente mantengan los precios que habia antes, pero nos lo venden distinto). Lo arrugo y lo tiro a una papelera, que tampoco quiero ensuciar mi ciudad. Dos pasos más y me doy media vuelta.

Utilizan un total de 5 tipografías distintas en la misma hoja de tamaño A5, impresa a 1 cara. No está nada mal, en una misma frase llegan a juntarse 3. Me encantan las frases que empiezan sin el signo de exclamación y terminan con cuatro: “Rebajada 30.000 euros!!!!”.  Dos bloques de texto alineados a la izquierda (justificados y con un interletrado horroroso) y otros dos al centro. Creo que estos tipo han innovado tanto en el diseño como lo hizo Ed Wood Jr. en el cine.

Pensar que alguien ha cobrado por esto me devuelve la moral. Ya puedo volver y seguir trabajando. Creo que nos queda mucho por hacer. Hay tanto que mejorar.